miércoles, enero 28, 2009

Qué fastidio con los medios y la "Bolivia dividida"

Casi calcado a lo que ocurrió el año pasado, cuando la prensa derechista mundial tituló que el referendo revocatorio presidencial y prefectural de agosto de 2008 en Bolivia había dividido al país, ahora contratacan con los mismos argumentos de entonces, aplicados en esta ocasión al referendum constitucional que acaba de aprobarse en ese país con aproximadamente un 62% de votos a favor.

La estrategia ha sido la misma: primero, publicar apresuradamente un mapa por departamentos sin esperar al conteo final, que incluye el voto rural, siempre aplastantemente favorable al proceso de cambios encabezado por Evo Morales. Así fue el mapa que vimos inicialmente, tan parecido al de agosto que ni me molesto en rehacerlo, y utilizo el de hace cinco meses:


Y con este bello pero inexacto mapa, CNN, El País y otros medios de España, la prensa ultraderechista boliviana y venezolana y demás comenzaron con el tema de la división, la polarización y la imposibilidad de construir un país sin tener en cuenta a los "demócratas" que vuelan gasoductos, asaltan organizaciones indígenas y emboscan y masacran campesinos.

Ni de casualidad estos medios mostrarían una torta por población, para demostrar el peso demográfico que tiene cada uno de estos departamentos, que en algunos casos pueden ser muy extensos geográficamente, pero que en lo que a población se refiere no son tan significativos. Como ni por asomo verán un análisis así en los medios al servicio de las transnacionales, yo me he molestado en hacerlo tomando datos al alcance de cualquiera. Observen la torta poblacional boliviana:


Ahora veamos cómo votaron cada uno de estos departamentos (al finalizar el escrutinio resultó que la "opositora" Chuquisaca había vuelto a votar por los procesos de cambio):


Ajajá. ¿A que ahorita la "división" no parece tan grande como antes? Si bien es verdad que en la zona rural el apoyo al proyecto emancipador encabezado por Morales es mayor, lo cierto es que de los 5 departamentos más poblados de Bolivia, 4 de ellos votaron por el Sí (entre ellos el de La Paz, el más populoso). Pando y Beni, dos de los cuatro feudos opositores, son los dos departamentos menos habitados del país.

Si además de estos datos nos molestamos en ver el resultado por provincias, tomando los datos del CNE, el mapa resultante es bastante distinto al que nos mostraron los medios a la primera de cambio. Observen y comparen con el que vimos más arriba:


Como se ve, y ya se vió hace meses, la división no es en Bolivia, si no en los departamentos orientales, donde algunas de sus provincias votan de una manera, y otras de la contraria. En los cinco departamentos que votaron por el Sí, sólo encontramos dos provincias que se inclinaron por la otra opción (las que albergan las ciudades de Cochabamba y Sucre). Por contra, en los cuatro departamentos que apoyaron el No, hay un total de diez provincias "díscolas" que sí apoyan la nueva constitución. En Tarija, por ejemplo, aunque en el departamento globalmente se impuso el No, cuatro de sus seis provincias refrendaron el texto constitucional.

Es decir, la división social más acentuada se encuentra precisamente donde gobiernan los prefectos de derechas.

Sin embargo, y todo hay que decirlo, hay un motivo de preocupación para el proceso de cambios. Si comparamos los resultados que acaban de producirse con los que se dieron hace apenas 5 meses, no ha habido avance electoral, si no retroceso.

En las más de cien provincias del país excepto en cinco, la Constitución ha recibido un apoyo inferior (casi siempre ligeramente inferior, pero inferior al fin y al cabo) al que recibió el presidente Evo Morales en agosto pasado. Es más, nueve provincias que votaron a favor de la permanencia del mandatario indígena hace medio año, ahora se han opuesto al nuevo texto de Carta Magna. Por contra, ninguna de las provincias que le dio la espalda a Evo en agosto ha aprobado la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

Es decir, el proceso de cambios, en lo que a votos respecta, ha retrocedido ligeramente en estos meses, como se observa en el resultado global: 67% para Morales en agosto, 62% para la nueva Constitución en enero.

No son procesos idénticos -uno un revocatorio presidencial y departamental; otro un referendo constitucional- pero de todos modos pueden compararse hasta cierto punto en el plano del resultado electoral. ¿A qué se puede deber este pequeño retroceso en votos, que no por ligero debe ignorarse? Se me ocurren varias cosas.

-Triunfalismo. Debido a la paliza de hace unos meses (67% a 33%), mucha gente quizá se quedó en casa. Pero si hubo triunfalismo en un lado, ¿por qué no hubo derrotismo en el otro? Del mismo modo que muchos pudieron quedarse en casa "porque ganamos seguro", muchos podrían haberlo hecho por la razón contraria, "porque seguro perdemos". Además no hay que olvidar que en Bolivia el voto es obligatorio.

-Pactos fuera de la Constituyente. Ante la intransigencia de los opositores del Congreso (distintos a los de oriente, pero también derechistas), se aceptó modificar algunos articulados de la propuesta para contar con el voto de algunos de esos partidos opositores, puesto que el partido de gobierno no tiene mayoría suficiente en esta cámara. ¿Puede que algunos votantes que apoyan los cambios que viven el país consideraran estos pactos una traición al espíritu del texto?

-Desgaste del gobierno. La crisis económica mundial quizá haya comenzado a asomarse en el país andino. Esto, sumado a que los cambios que requiere Bolivia son tan profundos y difíciles de llevar adelante, puede haber provocado la impaciencia de algunos votantes que en condiciones normales habrían sufragado por el Sí sin dudarlo.

-Fuerza de la ultraderecha. Después de la masacre de El Porvenir, el fascismo de los gobernantes del oriente boliviano parecía tambalearse, más tras el veredicto de Unasur y la indiferencia del principal aliado opositor, EEUU, que ante las evidencias decidió mirar para otro lado. Sin embargo, hoy vemos que la ultraderecha ha "recuperado" varias provincias, electoralmente hablando. Tristísimo es el caso de Pando, donde a pesar del asesinato comprobado de campesinos indefensos en septiembre, los resultados electorales han sido peores ahora que en agosto. ¿Cómo se explica esto?

Sin duda, la ultraderecha boliviana (de la derecha "a secas" apenas queda nada) sigue siendo una minoría en el país, pero no acaba de extinguirse políticamente ni se inclina por suavizar su postura fascista, en gran parte apoyada mediáticamente por medios nacionales y extranjeros que con tal de desestablizar el proceso emprendido por la gran mayoría del pueblo de Bolivia son capaces de apoyar a Hitlers andinos.

El gobierno y la nueva Constitución tienen toda la legitimidad que necesitan para llevar a cabo los cambios que precisa Bolivia, diga lo que diga Falsimedia. Pero no deben dormirse en esa legitimidad, porque el fascismo nunca descansa, y si la oposición ultraderechista ha sido capaz de hacer lo que ha hecho antes de que esta Carta Magna se sometiera a referendo ante el pueblo de Bolivia, es de temer lo que serán capaces de hacer ahora que ha sido aprobada.

martes, enero 13, 2009

Gaza: una moderna Fosa Ardeatina

Roma, 23 de Marzo de 1944. La resistencia italiana contra el invasor nazi vuela por los aires una columna de policías alemanes e italianos de habla germana que colaboraban con ellos. El comando partisano, formado por 16 personas, casi todas comunistas, aprovecha la confusión de la explosión para disparar contra los policías que habían sobrevivido a la detonación inicial. El resultado inmediato de la acción fue de 28 policías y al menos dos civiles italianos muertos. Ningún miembro del comando pudo ser detenido.

La reacción de los nazis fue brutal: se asesinaría a 10 italianos por cada una de las bajas alemanas sufridas. La orden fue aprobada por el propio Adolf Hitler, que dio 24 horas para que se llevara a cabo.

Ante la incapacidad de dar con los responsables directos de la acción, las autoridades nazis decidieron ejecutar a los prisioneros comunistas o simpatizantes de la resistencia que estuvieran en su poder, tuvieran algo que ver con el ataque o no. También a los judíos, encerrados simplemente por el hecho de serlo.

Pasaban las horas y los heridos graves por la acción de la resistencia pasaron a engrosar la lista de fallecidos: 33 en total. Para cumplir las órdenes, los alemanes debían conseguir 330 personas a las que asesinar. Ni contando a todos los comunistas y judíos encarcelados se llegaba a esa cifra. Se procedió entonces a detener a algunos civiles bajo la simple acusación de algún vecino. O del humor del superior nazi de turno. Así hasta conseguir el número perseguido.

Una vez reunidos todos, fueron llevados a unas minas en desuso junto a la Via Ardeatina. Los ejecutores decidieron que 330 ejecuciones eran demasiadas para llevar a cabo con pelotones de fusilamiento: se decidió entonces ejecutarlos con un disparo en la nuca. Prisionero tras prisionero. Muchos de los soldados alemanes tuvieron que emborracharse, con coñac llevado al lugar con ese propósito, para juntar valor y cumplir la orden.

Cuando ya habían ejecutado a 330 de los prisioneros se dieron cuenta de que sobraban 5: se habían equivocado al contar y habían llevado a más personas de las necesarias. Ya que estaban, los ejecutaron también. Durante un día de carnicería, el 24 de marzo de 1944, los nazis arrebataron la vida de 335 personas a sangre fría y en represalia por un ataque que ninguno de ellos había llevado a cabo.

La operación fue realizada con la máxima discreción posible y los cadáveres fueron enterrados allí mismo, bajo toneladas de roca. Sólo después de la derrota nazi, unos meses más tarde, se supo con detalle de lo ocurrido, se excavó la fosa común y tiempo después se realizó un impresionante mausoleo en homenaje a las 335 víctimas, que todavía sigue allí, en las afueras de Roma. Tuve la oportunidad de visitarlo hace unos años, y es uno de los lugares más solemnemente conmovedores que he visitado nunca.

En cada tumba se observa el nombre de la víctima y un número: 1, 2, 3... así hasta 335 (Foto: Okrim).

Los principales responsables y ejecutores de la matanza, Herbert Kappler y Erich Priebke, salieron relativamente impunes de la misma. Keppler pasó más de 30 años en la cárcel en Italia, pero consiguió fugarse y morir tranquilamente en su Alemania natal sin que las autoridades germanas actuaran en su contra. Priebke consiguió escapar a la Argentina, donde vivió durante casi 50 años hasta ser descubierto en 1994. Actualmente, debido a su edad (95 años), cumple un cómodo arresto domiciliario en Italia.

De la masacre de las Fosas Ardeatinas quedó para siempre en la memoria histórica el salvaje concepto de '10 muertos de los tuyos por cada uno de los míos', que es diez veces más duro y genocida que la famosa Ley del Talión, que dice "Ojo por ojo, diente por diente", es decir "uno por uno".

Volviendo al siglo XXI y revisando los datos de víctimas israelíes y palestinas desde el inicio de la -por ahora- última Intifada, compruebo que la relación entre unas y otras es similar: 5 palestinos por cada israelí. No es la única similitud.

La mayoría de las víctimas de la actual invasión a Gaza -que es tan invasión como la que sufrían los italianos- no tiene nada que ver con el lanzamiento de cohetes Qassam contra Israel. El bombardeo contra Gaza se lleva a cabo con la misma sangre fría y premeditación que la ejecución nazifascista de prisioneros judíos y comunistas. Nazis e israelíes afirmaban y afirman respectivamente que su objetivo es "dar una lección" a los "terroristas". Los perpretadores de la masacre de 1944 apenas pagaron por su crimen, como probablemente tampoco lo harán las autoridades del gobierno y ejército israelíes. Las similitudes abundan.

Pero también hay diferencias. Mientras que los nazis no asesinaron en esa fecha a ningún menor de 15 años, las fuerzas israelíes han acabado ya con la vida de varias decenas de niños y bebés. La ejecución nazi se realizó en secreto, mientras que la invasión israelí se realiza a la vista de todos. Y no son estas las diferencias más graves.

Si nos fijamos en la Intifada, como dije antes, la relación es de 5 palestinos muertos por cada israelí. Pero si nos centramos en estas dos últimas semanas en Gaza, en comparación la relación entre víctimas deja a la masacre nazi como un mordisco de lactante: hablamos a grosso modo de 100 palestinos muertos por cada israelí (casi un millar de víctimas contra una decena).

Sé que a muchas personas les incomoda este tipo de comparaciones. Entiendo que molesten, y hasta que duelan. Pero si a uno le molesta que lo comparen con un nazi, lo menos que puede hacer es dejar de comportarse como tal.

------------------
(Fuente histórica principal para la Masacre Ardeatina: Ardeatine Massacre).

miércoles, enero 07, 2009

La defensa de Israel no sólo es desproporcionada.... es que ni siquiera es defensa

Por correo electrónico, cortesía de Utpal Lahiri, me llegó este interesantísimo y reciente artículo (del 6 de Enero) publicado por la web de The Huffington Post. El mismo hace un análisis sobre quién tiene mayor tendencia a romper los altos al fuego entre israelíes y palestinos. Los datos y gráficos son reveladores, no tanto por el resultado, sino por su magnitud.

A continuación les dejo el artículo, que traduje al castellano para facilitar su difusión:

Reavivando la violencia: ¿quién rompe los altos al fuego?
Por Nancy Kanwisher, Johannes Haushofer y Anat Biletzki

Ahora que Israel y Palestina sufren un nuevo y espantoso espasmo de terror, desgracia y caos, es importante que nos preguntemos cómo se llegó a esta situación. Quizá comprender los eventos recientes nos aporte lecciones para el futuro.

¿Cómo entender el final del reciente alto el fuego? Los principales medios de comunicación de Estados Unidos e Israel culpan directamente a Hamás. En efecto, una masiva descarga de cohetes palestinos fue lanzada sobre Israel en Noviembre y Diciembre, y acabar con esos lanzamientos es la razón que esgrime Israel para invadir Gaza. Sin embargo, esta versión deja de lado hecho cruciales.

Primero, y lo más importante, el alto al fuego fue marcadamente efectivo: desde que comenzó en Junio de 2008, el número de lanzamientos de cohetes y fuego de mortero desde Gaza cayó hasta prácticamente cero, y así permaneció durante cuatro meses seguidos (ver Figura 1, extraído de un informe del consulado israelí en Nueva York). Realidad que deja en un lugar incómodo al punto de vista más extendido sobre este asunto, ejemplificado en el editorial del New York Times del 5 de Enero: “Es muy difícil contener a Hamás sin tratar con sus patrocinadores en Siria e Irán”. En lugar de eso, los datos muestran claramente que Hamás puede controlar -y controla- la violencia cuando así escoge hacerlo, y a veces lo hace por largos periodos de tiempo.

Segundo, e igual de importante: ¿qué tuvo que ocurrir para que se llegara al final de ese llamativo periodo de calma? El 4 de Noviembre, Israel mató un palestino, hecho que fue seguido de una descarga de mortero lanzada desde Gaza. Inmediatamente después, un ataque aéreo israelí mató otros seis palestinos. Entonces se desató una masiva lluvia de cohetes, lo que llevó a la ruptura del alto el fuego.

Figura 1. Número de cohetes palestinos lanzados por mes en 2008 (tomado del Consulado israelí en Nueva York).

De modo que el último alto el fuego terminó cuando Israel mató palestinos, y entonces los palestinos lanzaron cohetes sobre Israel. Sin embargo, antes de pretender extraer conclusiones de este evento, necesitamos conocer si este caso es atípico, o si refleja un patrón sistemático.

Decidimos bucear en los datos para averiguar. Analizamos caso por caso los asesinatos de palestinos a manos de Israel, y de israelíes a manos palestinas durante la Segunda Intifada, basándonos en los datos de la muy respetada organización de derechos humanos israelí B'Tselem (incluyendo todos los datos desde Septiembre del 2000 a Octubre del 2008).

Hemos definido como “pausas en el conflicto” los periodos de uno o más días en los que no hay ningún muerto en ninguno de los contendientes, y nos fijamos en quién mataba primero tras pausas de diferente duración. Como se ve en la Figura 2, el análisis muestra que de manera abrumadora es Israel el que mata primero tras una pausa en el conflicto: 79% de todas las pausas fueron interrumpidas cuando Israel mató a un palestino, mientras que sólo un 8% de las rupturas se produjeron por un ataque palestino (el restante 13% corresponde a interrupciones de ambos en un mismo día).

Además, descubrimos que este patrón -según el cual, tras una pausa en el conflicto, Israel tiene mayor tendencia a matar que Palestina- se vuelve más evidente para periodos de paz prolongados. De hecho, de 25 periodos sin violencia de más de una semana de duración, Israel interrumpió unilateralmente 24, es decir el 96%, y también unilateralmente interrumpió el 100% de los 14 periodos de calma que duraron más de 9 días.

Figura 2. Para pausas en el conflicto de diferentes duraciones (por ejemplo, periodos de tiempo sin muertos en ningún bando), mostramos el porcentaje de ocasiones durante la Segunda Intifada en las que los israelíes rompieron el periodo de calma matando uno o más palestinos (en negro), el porcentaje de ocasiones en las que los palestinos rompieron el periodo de calma matando uno o más israelíes (en gris) y el porcentaje en que ambas partes mataron en un mismo día (blanco). Virtualmente todos los periodos de calma de más de una semana culminaron cuando israelíes asesinaron palestinos. En la tabla incluimos los datos de todas estas pausas, independientemente de su duración.

Por tanto, existe un patrón sistemático: es de manera aplastante Israel, y no Palestina, la que mata tras un receso. Es más, en casi la totalidad de los casos tras pausas de más de una semana, es Israel el que mata primero.

Las conclusiones que se extraen de estos datos son claras:

Primero, Hamás es capaz de controlar los lanzamientos de cohetes desde su territorio, cuando les interesa. Los datos demuestran que el alto en fuego puede funcionar, reduciendo la violencia a prácticamente cero durante varios meses seguidos.

Segundo, si Israel quiere reducir el lanzamiento de cohetes desde Gaza, debería apreciar y preservar la paz cuando comienza a resquebrajarse, y no ser el primero en matar.

Artículo original (en inglés).

domingo, enero 04, 2009

(VIDEO) De 1933 a 2009: Algunas cosas nunca cambian

La actitud del Ejército israelí respecto a Gaza me recuerda inevitablemente a sucesos que ya creía superados...

Pudimos haberlo escuchado en la Alemania de 1933... pero lo escuchamos en el Israel de 2009:

video

Por cierto, si el otro día Youtube me censuraba un video pero Dailymotion lo aceptaba, ahora ha sido Dailymotion la web que no quiso publicar este video que acaban de ver por un supuesto "incumplimiento de nuestros términos y condiciones de uso". Veamos si blogger lo respeta. A YouTube ni lo intento porque han amenazado con cerrarme la cuenta si reincido, y tengo muchos videos enlazados allí desde este blog, desde rebelión, aporrea y otros. Por lo visto decir que el Ejército israelí se está comportando como si fueran nazis -no digo otra cosa diferente a eso- acarrea demasiados problemas e inconvenientes en esa "zona libre" llamada Internet.

Pero no voy a callarme. Cuanto más me censuran más ganas tengo de decir lo que pienso al respecto.

sábado, enero 03, 2009

¿En defensa propia? Lista de palestinos e israelíes asesinados desde el año 2000

Investigando por Internet, me encuentro con que B'Tselem, el Centro Israelí de Derechos Humanos en los Territorios Ocupados, ofrece una lista muy detallada de las muertes producidas durante el conflicto, en los últimos ocho años. Aparecen nombres, circunstancias de la muerte, quién mató a quién (palestino a israelí, israelí a palestino, palestino a palestino, etc), si eran civiles o no, etc. La lista principal -hay otras bien interesantes en el mismo enlace- es la que publico a continuación, traducida al castellano (el original está disponible en inglés, hebreo, árabe y ruso):

Víctimas fatales
La tabla incluye las muertes producidas por el conflicto entre el 29 de Septiembre del 2000 y el 30 de Noviembre de 2008, tanto en Israel como en los Territorios Ocupados (nótese que no se incluyen los palestinos asesinados durante los recientes ataques de diciembre-enero, de modo que habría que sumar casi otros 500 del lado palestino).

Si hacen click en los números accederán a datos (en inglés) sobre el nombre, edad y circunstancias del fallecimiento, víctima por víctima.


Territorios OcupadosIsrael

Franja de GazaCisjordaniaTotal T.O.
TOTAL
Palestinos asesinados por las Fuerzas de Seguridad israelíes
299017914781694850
Palestinos asesinados por civiles israelíes
44145247
Civiles israelíes asesinados por palestinos
39198237490727
Miembros de las Fuerzas de Seguridad israelíes asesinados por palestinos
9714824590335
Extranjeros asesinados por palestinos
107173754
Extranjeros asesinados por las Fuerzas de Seguridad israelíes
4610
-
10
Palestinos asesinados por palestinos
459135594-594
Fuente: B'Tselem.

Si sumamos el número de víctimas israelíes, tanto civiles como miembros de sus fuerzas armadas, obtendremos que en los últimos ocho años han perecido 1,062 israelíes a manos palestinas, un 68% de ellos civiles. Una estadística horrible, que supone que aproximadamente son asesinados entre dos y tres israelíes por semana, la mayoría civiles, a causa del conflicto.

Pero las estadísticas son más horribles (aún) si nos fijamos en el lado palestino...

Si sumamos el número de víctimas palestinas (excluyendo las producidas en enfrentamientos entre palestinos), obtenemos que en ocho años, las fuerzas civiles o militares israelíes han acabado con la vida de 4,897 palestinos. Es decir, cada semana casi 12 palestinos -13 si sumamos los recientes bombardeos a Gaza- son asesinados por israelíes (1). ¡Casi dos personas por día!

Es decir, el número de victimas fatales palestinas a consecuencia del conflicto prácticamente quintuplica el de las israelíes. No es que unas vidas sean más importantes que otras, pero resulta muy difícil de creer que te estás defendiendo cuando produces cinco veces más daño que el que te causaron a ti o a tu familia.

La agresión de Israel contra Palestina, suponiendo (lo que es mucho suponer) que es simplemente una "respuesta" ante otra, deja a la Ley del Talión en tímida y blandengue por comparación.

Y cuando la que se dice víctima causa cinco veces más muerte y destrucción que aquel al que acusa de terrorista, hay que replantearse el reparto de papeles.

(1): En el caso palestino es difícil discernir el número de civiles asesinados, ya que si a la ley nos atenemos todos son civiles (la policía no es considerada objetivo militar en ninguna legislación sobre conflicto armado), y los palestinos no tienen un ejército regular.

Sobre cuántas de las víctimas palestinas son efectivamente terroristas -entendiendo por terrorista los que lanzan ataques indiscriminados contra los civiles israelíes- los medios proisraelíes han aprovechado la difícultad de dar con una definición exacta para justificar el salvaje bombardeo y llamar terrorista a quien le plazca (ya verán como algunos no tardarán en comentar en este post que los que elaboraron estas estadísticas lo son o los apoyan).

Si uno mira televisión, o lee la prensa, pareciera que los civiles palestinos se redujeran a mujeres y niños, y los hombres entre los 16 y los 60 años son combatientes potenciales, y por tanto menos civiles. Casi hemos aprendido a horrorizarnos sólo cuando son menores y mujeres las víctimas, olvidando las decenas, cientos de miles de palestinos adultos y de sexo masculino que en su vida han lanzado un cohete Qassam contra nadie, que no comulgan con esos actos o que sí lo hacen pero no de una manera activa, como de hecho lo hace la mayoría de la población israelí en la actitud de apoyo a los bombardeos que realiza su Ejército contra Gaza, sin hacerse merecedores de ser aniquilados por un misil o una bomba en una pizzería por eso.


Israel ha redefinido el concepto de terrorista. Terrorista ya no es quien lanza misiles o pone bombas. Terrorista es el que muere en un bombardeo israelí.

Cuesta creer que 4,897 "terroristas" sólo hayan podido asesinar a 1,062 israelíes. ¿Qué clase de terroristas sufren cinco veces más bajas que las que producen? O mejor aún: ¿qué clase de medios de comunicación son aquellos que quieren hacernos creer semejante cuento?

jueves, enero 01, 2009

Mientras el ejército israelí presume de puntería en Youtube, otros videos son censurados descaradamente

El sábado pasado subí a mi canal de Youtube un video de la banda Soziedad Alkohólika (S.A.) y su tema "Nos Vimos en Berlín", que reedité y subtitulé para la ocasión. El video fue publicado en otras tantas webs, YVKE y Rebelión entre ellas.

El lunes por la mañana fui notificado por email de que el video había sido eliminado por supuestamente "violar las reglas de la comunidad Youtube (community guidelines)". No se trató de un asunto de derechos de autor, puesto que cuando se trata de "copyright infringement" así es como lo notifican (lo sé porque ayer me tumbaron otro video que tenía más de un año publicado).

Escribí a Youtube exigiendo una explicación sobre el veto al video de S.A. y como respuesta recibí un email automático donde puntualizaban que no revisarían el correo que acababa de enviarles. Para entonces ya había subido el video a otra web, Dailymotion, donde permanece desde entonces.

Hoy me entero que la Fuerza de Defensa Israelí tiene un canal donde muestra lo maravilloso y humanitario de su accionar, que en menos de una semana ya ha causado casi medio millar de víctimas, un 25% de ellas civiles (más si contamos, como la ley internacional define, que los policías no son considerados objetivo militar dentro de un conflicto armado).

Es decir, que mientras un Ejército respaldado por un presupuesto gigantesco y que ha asesinado a, como mínimo, cien civiles en seis días puede mostrar el secreto de su éxito a los millones de usuarios que visitan este portal a diario, un usuario particular no puede subir un trabajo que simplemente critica el obviamente contradictorio comportamiento de una importante parte del pueblo judío, víctima del nazismo en la Segunda Guerra Mundial, y verdugo fascista de otro pueblo en la actualidad.

No es la primera vez que YouTube actúa de esta manera. Mi caso no es con seguridad el único. Y sospecho que no será el último.

Y si eso no es censura, que alguien me diga qué palabra lo define mejor.