domingo, julio 01, 2007

¿Propuestas o eslóganes?

Si uno se detiene a analizar la "Nueva Ola" estudiantil y sus propuestas, se dará cuenta de que básicamente consisten en un montón de eslóganes bienintencionados -con los que casi todo ciudadano estaría de acuerdo, sea rojo rojito o no- pero nunca inciden en cómo llegar a esas metas o causas.

"¡Queremos que los venezolanos se encuentren! ¡Viva la libertad! ¡Paz! ¡Igualdad! ¡Es la hora de la reconciliación!"

Omitiendo el irritante "RCTV" -que suelen añadir a sus consignas, como supuesto aglutinante de esas causas, cuando en realidad es como mezclar agua con aceite- casi la totalidad de ciudadanos de Venezuela y el mundo apoyaría sin dudar esos objetivos como sociedad. El problema viene cuando esas "propuestas" se quedan ahí: en el eslógan. Dicen "qué" es lo que quieren (en bastantes casos lo que dicen querer, que no es lo mismo), pero no el "cómo". ¿Cómo lograr la igualdad? ¿Cómo llegar a la reconciliación?

Antes del 3-D Chávez lo dijo bien clarito: vamos al socialismo, para así conseguir la paz, la libertad, la igualdad. Nadie puede decir que engañó a los venezolanos y venezolanas durante la campaña electoral. Una de las cosas que más se critica al gobierno es la indefinición de qué es el "Socialismo del Siglo XXI". Foto tomada www.gramsci.org.arNo hay fórmulas exactas, es cierto, lo tenemos que construir entre todos, pero lo cierto es que el presidente se la pasa leyendo y compartiendo los textos de autores versados en el tema: cuando no comenta a Marx, explica a Gramsci, cuando no cita a Chomsky, recuerda a Mariátegui. ¿Cuándo han visto ustedes a un líder opositor recomendar un libro?

Se puede estar o no de acuerdo con las propuestas del gobierno bolivariano, para eso se votó en diciembre y el resultado fue suficientemente claro: la propuesta es el socialismo, y hacia allá va Venezuela. Ahora bien, ¿cuál es la propuesta del autodenominado "movimiento estudiantil"? El socialismo no es, eso es claro, ¿entonces cuál? ¿El capitalismo? ¿El liberalismo? ¿El "no-socialismo"? Pareciera que los estudiantes opositores (eso de que no son ni de gobierno ni de oposición no se lo creen ni ellos) estuvieran cumpliendo la máxima liberal que dice algo así como "la ausencia de ideología es nuestra ideología". Sustituir la política por el consumo, el debate por las campañas publicitarias, las ideas por los eslóganes.

Si su idea de cómo alcanzar la paz, la igualdad, la libertad tiene una fórmula o al menos un camino tentativo, que lo expongan: que digan que la mejor opción es el capitalismo (o la que crean más conveniente), y que argumenten que lo es por esto, por aquello y por lo otro, como hace Chávez con el socialismo. Que recomienden libros sobre el tema (sorprenderá a más de un opositor saber que este tipo de literatura existe, porque ni modo que sus líderes se lo cuenten). Que expongan con claridad cuál es su proyecto, ya que el "Socialismo del Siglo XXI" les parece tan ambiguo, difuso e indefinido.

De esta manera darán un salto cualitativo bien grande: del mundo de los eslóganes al mundo de las propuestas.

4 comentarios:

Luigino dijo...

"la ausencia de ideología es nuestra ideología" <--- Okrim, no les des ideas!!!

Sabes que hace como tres semanas fui al Sambil un domingo (todo chavista tierrúo y macaco tiene derecho a ser sifrino una hora a la semana), y un grupo de unos diez chamos estaban en la entrada, con teipe en la boca y unos carteles con lemas de la oposición. Además de los usuales "Libertad" y similares, hubo uno que me llamó mucho la atención:

"NO QUEREMOS REVOLUCIÓN - QUEREMOS EVOLUCIÓN".

Coño. Se supone que los jóvenes somos quienes queremos cambiar el mundo, ponerlo todo patas arriba, volver a empezar las cosas. Pero el chamoq ue cargaba eso tendría a lo sumo 16 años... yo tengo 30. ¿Esa es la generación que va a relevarme?

Lo más triste es que, a la media hora, los chamos dejaron de protestar y se pusieron a pasear por el centro comercial, y a hacer compras. Y se pegaron una hoja de papel con la palabra "Libertad" en la espalda.

Cuando me fui del Sambil, uno de esos chamos estaba delante mío: con su hoja que decía "Libertad" en la espalda, con una bolsa de Zara en una mano y contra bolsa de otra tienda de ropa en la otra.

Te juro que nunca antes en mi vida me había lamentado tanto de no tener una cámara...

Gloria dijo...

Hola!

Okrim que se puede esperar de personas que aseguran no tener libertad de expresión mientras salen en cadena nacional... ajajjajaja

Me recordé un chiste de un gallego que describía su última voluntad:

-Si me muero en Venezuela quiero que me entierren en Galicia y si me muero en Galicia quiero que me entierren en Venezuela...

El abogado que transcribía el testamento le pregunta ¿y eso porqué?

El gallego responde: -¡Joder hombre! ¡JODER!

Waipu Joan dijo...

leí un par de veces su texto para poder opinar.
Me acordé de cuando yo era estudiante universitario y me di cuenta que el mundo era un asco socialmente y que yo también tenía que hacer algo para cambiarlo.
Ahora veo los estudiantes que usted habla, esos que repiten consignas socialista-oficialistas en contra del gobierno venezolano socialista. Me asalta la desilusión y la duda...
Cual es la igualdad que piden??
saludos

Okrim Al Qasal dijo...

Luigino: Jaja, de verdad que sí, una foto como la que describes habría sido portada en cualquier medio impreso (menos en El Nacional, El Universal, etc :)

Sí, a veces parece que le doy ideas a la oposición, pero es que ocurre que me parece que la Revolución necesita un enemigo digno. Las continuas y aplastantes victorias que los bolivarianos han infligido a la oposición son tantas y tan estrepitosas, que a veces pienso que es como jugar una carrera de atletismo contra un mocho que lleva una piedra atada al cuello. Intento modestamente que en Venezuela exista una oposición más digna, porque enfrentarte continuamente a un adversario mediocre (peligroso, sí, pero mediocre al fin y al cabo) acaba volviéndolo mediocre a uno también...

Por otro lado, me alegro mucho que hayas vuelto por el mundo bloguero después del ataque informático sufrido. ¡Bienvenido!

Gloria: Jajaja, buenísimo el chiste, me gustó mucho. Muy descriptivo de parte de la oposición, hasta cierto punto mi siguiente entrada está inspirada en ese tipo de actitud.

¡Besote!

Joan: Creo que ni ellos lo saben. De ahí la vacuidad de sus propuestas: son conceptos bellos, que suenan bien, como los eslóganes publicitarios, pero que no son nada si no vienen acompañados de una propuesta para implementarlos. La igualdad que defienden es la del capitalismo: la igualdad ilusoria, en contraposición a la igualdad real, infinitamente más difícil de alcanzar.

¡Saludos a todos!