viernes, marzo 05, 2010

La deprimente sociedad neoliberal, en un sólo párrafo

Desde hace un par de semanas estoy leyendo Hegemonía o Supervivencia, de Noam Chomsky. Muy recomendable. No lo he terminado aún, pero hoy me tropecé con un párrafo (1) que resume de manera asombrosa el mundo actual y el sistema imbecilizador que se intenta imponernos desde medios de comunicación e industria del entretenimiento:
Lo que queda de la democracia es más que todo el derecho a elegir entre mercancías. La dirigencia empresarial lleva tiempo explicando que hay que inculcar en la población una "filosofía de la futilidad" y de la "carencia del sentido de la vida" para "concentrar la atención humana en las cosas más superficiales que componen la mayor parte del consumo de moda" (2). Inundadas por este tipo de propaganda desde la infancia, las personas aceptarán entonces sus vidas insignificantes y se olvidarán de esas ideas ridículas de manejar sus propios asuntos. Podrán poner su destino en manos de los presidentes de empresas y la industria de las relaciones públicas y, en el reino político, en las de quienes se describen a sí mismas como las "minorías inteligentes" que atienden y administran el poder.
La deprimente sociedad neoliberal, en un sólo párrafo.

---------------------------
(1) Hegemonía o Supervivencia, de Noam Chomsky. Editorial Norma, 2004. Páginas 202 y 203.
(2) Stuart Ewen, Captains of Conciousness [Capitanes de la Conciencia], McGraw-Hill, 1976, pág. 85. Véase Michael Dawson, The Consumer Trap [La Trampa del Consumidor], Illinois, 2003, para un examen extenso de la técnica del off-job control [control fuera del trabajo], desarrollada a partir de la década del veinte como contrapeso al on-job control [control en el trabajo] del taylorismo, que buscaba convertir a la gente en robots bajo control tanto en la vida como en el trabajo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=XN_Hcirqrmo

Stefano dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=U1xg_m7t5R0

dakar dijo...

Ese libro lo Ley dos semanas despues que le Presidente lo referenciara en la Asamblea General de la ONU. Altamente recomendable.

Un saludo