sábado, julio 17, 2010

(AUDIO) "Por aquí pasó" de Alberto Arvelo Torrealba



Por aquí pasó compadre,
hacia aquellos montes lejos.
Por aquí vestida de humo,
la brisa que cruzó ardiendo.
Fue silbo de tierra libre
entre su manta y su sueño.

Mírele el rastro en la paja,
míreselo compañero,
como las claras garúas
en el terronal reseco,
como en las mesas el pozo,
como en el caño el lucero,
como la garza en el junco,
como la tarde en los vuelos,
como el verde en el quemado,
como en el banco el incendio,
como el rejón en la carga,
como la grasa en el rejo,
como el cocuyo en el aire,
como la luna en el médano,
como el Potro y el Escudo
y el Tricolor en el cielo.

Por aquí pasó compadre,
hacia aquellos montes lejos.
Aquí va su estampa sola,
grave perfil aguileño.
Arzón de cuero tostado,
tordillo de bravo pecho.
De bandera va su capa,
su caballo de puntero,
baquiano volando rumbos,
artista labrando pueblos.
Hombre retoñando patrias,
picando glorias, ¡tropero!

Óigale la voz perdida,
sobre el resol de los médanos.
La voz del grito más hondo,
¡óigasela compañero!
Como el son de las guaruras
cuando pasan los arrieros,
como la brisa en la palma,
como el águila en el ceibo,
como el trueno en las lejuras,
como el cuatro en el alero,
como el eco en las tonadas,
como el compás en el remo,
como el tiro en el asalto,
como el toro en el rodeo,
como el relincho en el alba,
como el casco en el estero,
como la pena en la canta,
como el gallo en el silencio,
como el grito del Catire
en las Queseras del Medio,
como la Patria en el Himno,
como el clarín en el viento.

¡Por aquí pasó compadre,
dolido gallardo eterno!
El sol de la tarde estira
su perfil sobre el desierto.

(Ya regresó compañero, con su corcel y su espada; le iluminan el sendero cinco estrellas liberadas. Que Colombia y Venezuela, Bolivia, Perú, Ecuador, enarbolen la bandera y el proyecto de Simón).