miércoles, febrero 16, 2011

Como si Paulo Freire hubiera conocido a los escuálidos...

Estoy leyendo “Pedagogía del oprimido”, del por siempre profesor y por siempre alumno Paulo Freire. Hoy me topé con un párrafo que pareciera ser una descripción escalofriantemente exacta de la oposición venezolana. Aunque Freire no conoció a la clase media disociada venezolana (ya que falleció en 1997), uno lee estas líneas y parece que las hubiera escrito pensando en ellos:
...con la instalación de una nueva situación concreta, de una nueva realidad instaurada por los oprimidos que se liberan, (...) los opresores de ayer no se reconocen en proceso de liberación. Por el contrario, se sentirán como si realmente estuviesen siendo oprimidos. Es que para ellos, ‘formados’ en la experiencia de los opresores, todo lo que no sea su derecho antiguo de oprimir, significa opresión. Se sentirán en la nueva situación como oprimidos, ya que si antes podían comer, vestirse, calzarse, educarse, pasear, escuchar a Beethoven, mientras millones no comían, no se calzaban, no se vestían, no estudiaban ni tampoco paseaban, y mucho menos podían escuchar a Beethoven, cualquier restricción a todo esto, en nombre del derecho de todos, les parece una profunda violencia a su derecho de vivir. Derecho que, en la situación anterior, no respetaban en los millones de personas que sufrían y morían de hambre, de dolor, de tristeza, de desesperanza.

Es que, para los opresores, la persona humana son sólo ellos. Los otros son ‘objetos, cosas’. Para ellos, solamente hay un derecho, su derecho a vivir en paz, frente al derecho de sobrevivir que tal vez ni siquiera reconocen, sino solamente admiten a los oprimidos. Y esto, porque en última instancia, es preciso que los oprimidos existan para que ellos también existan y puedan ser 'generosos'.

Fin de la cita. Parece hecho a medida, ¿verdad? Como si Paulo Freire hubiera conocido a los escuálidos...

------------------------
Nota: La cita la tomé de la edición que compré en la pasada FILVEN en Caracas ("Pedagogía del oprimido", de Paulo Freire, Siglo XXI Editores, 3a edición, 2008), concretamente del capítulo I, páginas 53-54.

3 comentarios:

Berta Vega dijo...

Gustavo Pereira llama "los invisibles" a lo que los escuálidos son incapaces de ver: a los otros.

C Jhon's dijo...

Freire es el mejor! deberíamos utilizar su metodología más allá de una ideología política no crees?

Maquinaria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.