martes, marzo 27, 2007

Sin conocimientos, pero con opinión

Ciertamente la figura de Hugo Chávez despierta pasiones descontroladas.

En España, donde me encuentro en estas semanas, quien más quien menos tiene al respecto una opinión "formada". La mayoría de la gente titubearía -por desconocimiento confeso- a la hora de hablar de Álvaro Uribe, Felipe Calderón o Alan García, expresaría opiniones tibias a favor o en contra sobre Kirchner o Lula, pero sobre Chávez todo el mundo parece tener algo que decir y lo suelen decir con una arrogancia proporcional a la desinformación que mayoritariamente se padece en este (y en el otro) lado del charco.

"Dictador", "comunista", "populista", "factor desestabilizador", "tirano", "militarista" y epítetos similares son normales en boca de ciudadanos europeos con carreras universitarias y formación cultural medio-alta. En cierto modo no dejan de ser opiniones, que desde luego no comparto, pero tendrían algo más de peso si vinieran acompañadas de un mínimo de conocimiento sobre lo que es y ha sido Venezuela.

Términos como "caracazo", "cuarta república", "disociación", "golpe mediático", "sabotaje petrolero", "globovisión", "misiones" son en la mayoría de los casos total y completamente nuevos para muchas personas con una cultura informativa supuestamente alta. Personas que no se abstienen de opinar con seguridad sobre el tema, y cuyos ojos se abren asombrados cuando los escuchan por primera vez. ¿Su reacción? Generalmente incredulidad, o bien una tierna mirada hacia el interlocutor (en este caso yo): "pobrecito, le han lavado el cerebro". Curiosamente no pretendo que les guste ese gobierno ni que acaben gritando "Uh ah Chávez no se va" en lo alto de la Torre Eiffel o el Big Ben, si no simplemente les cuento algunos aspectos que sus televisiones y periódicos les ocultan o disfrazan sistemáticamente.

Por otro lado, las opiniones positivas, que también las hay (aunque menos) también tienen un profundo cariz de desinformación, o por lo menos de simpleza. Mucha gente simpatiza instintivamente con el gobierno bolivariano, porque tuvo ocasión de ver los 'poemas' que le dedica Chávez a Bush, pero no conocen casi nada más de la realidad venezolana. Es decir, simpatizan simplemente porque Chávez se opone a Bush, pero saben de Venezuela aproximadamente lo mismo que los que critican su gobierno.

No pretendo decir que los europeos debieran saber más, ni insinuar que son unos incultos; no en vano, los conocimientos de un venezolano medio sobre política española o europea tampoco es que sean espectaculares, pero lo que llama la atención es que probablemente un venezolano expresaría opiniones sobre un país europeo con cierta cautela, consciente de esa falta de conocimiento. En Europa, de momento y en la mayoría de los casos, todo el mundo tiene una opinión clara y rotunda sobre Venezuela, aún siendo sus fuentes televisiones y periódicos europeos y uno o dos inmigrantes venezolanos que puedan conocer. Opinión parecida se tiene de Evo Morales, con el mismo -si no inferior- nivel de conocimiento.

Evidentemente es una opinión formada, sí: formada por los medios de comunicación masivos europeos, que contagian su punto de vista y su línea editorial a sus espectadores. Probablemente con más y mejor información algunos cambiarían de opinión, otros suavizarían sus posturas, y otros seguirían criticando el proceso venezolano, pero todos lo harían con un poquito más de sensatez y argumentos, sin limitarse a repetir "lo que dijeron en la tele".

Pero eso sería, como diría el filósofo Manuel Rosales (frase que me estoy encargando de propagar por el Viejo Continente, para enriquecer la cultura y habla locales), "pedir peras al horno". Porque desde hace ya muchos años, los medios de comunicación masivos tienen como único objetivo formar una opinión predeterminada en sus espectadores, en lugar de brindarles el conocimiento necesario para que opinen con base y por sí mismos.

10 comentarios:

Álvaro dijo...

Hola. Me ha parecido muy acertado lo que dices. Como español con familia (opositora) en Venezuela y gran apasionado (y partidario) del proceso bolivariano, me encuentro a diario con el problema de que aquí en mi país es imposible hablar con nadie del proceso. La gente no tiene la más mínima información para poder entablar un diálogo. Muchos lo único que dicen son frases que los medios de comunicación les dejan caer (unos sutilmente, otros abiertamente). Por ejemplo, cuando me saltan con que "Chávez es un dicatdor" y yo pregunto sencillamente "¿por qué?", ahí acaba el diálogo porque no me saben explicar su afirmación. También tengo amigos "progresistas" que escuchan con atención lo que les cuento de Venezuela, pero que no pueden aportar nada porque están completamente desinformados. Esto me resulta extraño, nadie puede negar que la Revolución Bolivariana, para bien o para mal, es un proceso de gran importancia en el mundo, como para que todos vivan a espaldas de él.

Guillermo dijo...

Estoy suscripto a la agencia bolivariana de noticias.
Cuanto más conozco a Chávez, más me convenzo que todos aquellos a quienes criticas tienen razón.

Joan dijo...

espero que te vaya bien pr Europa. Si tienes la ocasión, pásate pr Catalunya!
Ciertamente en España hay mucha gente que desconoce lo que se cuece en Venezuela, básicamente desinformados o informados sólo de lo que les interesa.
Salut camarada!

GloriaAlBravoPueblo dijo...

Coincido completamente con lo que dices, vivo en europa desde hace varios años y desgraciadamente esta idea de "Chávez el dictador" la han inculcado entre otros los cascarones vacios de partidos y organizaciones que se dicen ser "comunistas y de izquierda". En Italia por ejemplo el semanario "l'espresso" de la cadena editorial "La Reppublica" que se define como de izquierda, frecuentemente publica reportajes de nuestro presidente en donde le dan 2 palabras a favor y con otras 100 lo describen como dictador, autoritario bla bla bla... En la edición de la primera semana de Marzo 2007, presentaron un artículo al mejor estilo de "El NaZional" donde describen la ley habilitante como la formalización de la dictadura; no bastando con esto en la misma edición presentan un "libro biográfico" de Chávez escrito en italiano desde una perspectiva disociada de esas dignas de "la misión Luz Caraballo". Obviamente para aquellos que se quieren formar su propia idea piensan: "Si lo critican los partidos de izquierda...debe ser cierto lo que dicen".
Pero afortunadamente no todo es así, hay muchos otros que van más alla, y no se limitan a ver o leer las noticias, sorprendentemente he conocido personas que sin tener relación alguna con Venezolanos han visto "La revolución no será transmitida" o los discursos de Chávez en reuniones internacionales. Es claro que estos constituyen una minoria respecto al otro grupo, pero como te decia antes toda esta información sea en pro o en contra, solo quiere decir que: "La espada de Bolivar no solo camina por América Latina" :) .

COMUNICADORES POR LA IGUALDAD dijo...

Hola somos las mujeres venezolanas en la lucha por la iguadad, en contra del sexismo y de la publicidad sexista, en contra del capitalismo que denigra a la mujer, construyendo el socialismo y la igualdad.

pasate si puedes!

leonardo asimov dijo...

Querido Okrim :
Excelente comentario. Pone de relieve el tan manido poder mediático sobre la sociedad en general, aún sobre quienes pretenden ser "cultos".
Concejas como aquella de que la masturbación produce ceguera o causa la salida de vellosidades en la palma de la culpable mano se asimilan mucho con aquello de que Chavez es el "coco", el "patas" o simplemente el "diablo". Igual han hecho todos estos años con Fidel y la revolución cubana, causando que los que simpatizan con ella sientan culpabilidad y verguenza por confesarse Castristas. García Marquez es bienvenido cuando ficciona y funge exclusivamente como escritor. Pero cuando se confiesa amigo de sus amigos, amante de Cuba y de la Revolución, pasa a ser un detestable izquierdista a quien en mala hora lo premiaron con un nobel. Este es el mundo de los obispos de manos enjoyadas y los presidentes con coeficiente intelectual similar al de Goering. Finalmente, te pregunto si el "filosofo" Rosales se refiere a los hornos alimentados con madera de olmo o, a los hornos crematorios de los 40s. Un abrazo y adelante con Bolivar!!!

Okrim Al Qasal dijo...

Álvaro: Sí, seguro que tus conversaciones al respecto son una "Oda a la paciencia". ¡Pero qué bueno que lo intentes, porque lo más duro de tragar es que la gente prefiere pensar que el mentiroso es uno, a que los mentirosos son sus medios de información, que 'medio' informan! :)

Guillermo: Felicidades. Venezuela necesita opositores (sean venezolanos o no) como tú. Gente que se informe y pueda debatir con conocimiento de causa, aunque no nos pusiéramos probablemente de acuerdo... ¡Saludos!

Joan: Sí, unos primos míos viven allá, pasaré un fin de semana a visitarlos. Te saludo a Catalunya de tu parte :)

Gloria, mi dibujante favorita :) Supongo que lo que dices de Italia es muy parecido a España, donde "El País", una especie de periódico de 'izquierdas' (se creen de izquierdas porque están a la izquierda de Aznar... pues vaya mérito) bombardea continuamente contra el gobierno bolivariano, disfrazando su (des)información como algo objetivo. Y la gente edduce del mismo modo que tú señalas "Si 'El País', que es de izqueirdas, lo critica, será porque es muy malvado". olvidan que ese periódico es de PRISA, gigante mediático con fuertes intereses en Venezuela y América Latina. Probablemente el caso italiano sea similar. ¡Saludos!

Comunicadores: Las visito pronto, y les cuento, seguro.

Amigo Leo: Yo no he visitado Cuba, por eso soy muy cauto a la hora de criticarla o alabarla abiertamente, pero llama la atención cómo gente que no ha estado allá censura los comentarios de gente que sí la ha visitado y apoya a ese gobierno. Viendo cuál es la información que se tiene en Europa de Venezuela, dudo de la veracidad o adecuaciónde la que se tiene de Cuba, aunque insisto en que espero poder visitar esa isla alguna vez -no como un simple turista, que te da una idea distorsionada- y poder opinar por mí mismo. ¡Saludos!

Yosmary dijo...

Efectivamente, estoy tan de acuerdo con tu expresión que parece que la hubiese escrito yo... jajaja

De verdad que algunos europeos hablan con el mayor desconocimiento de la realidad venezolana y encima te quieren hacer parecer loco.

Saludos! Yosmary.

miriño dijo...

Desinformación hay en todos lados.

Y las opiniones son como el culo, todos tenemos uno.

La gente no suele informarse, no suele documentarse, no suele estar a la última.

La gente vive. O sea, trabaja, come, duerme, se divierte...

Yo formo parte de esa gente. Y aunque me gustaría estar más informado, pues tampoco dispongo del tiempo necesario (que ahora mismo le estoy robando a mi trabajo, por lo que podrían echarme sin ningún tipo de escrúpulo), ni de la fuerza de voluntad suficiente, ni de los medios, pues tengo opinión de todas formas.

Por lo general es mucho más fácil decir las palabras que se tienen ya en la cabeza, que no son otras que las que te meten en los telediarios, justo cuando se está comiendo, una de las actividades más necesarias e instintivas del ser humano. De esta forma el mensaje queda claro.

Los gobiernos tienen instrumentos de poder, tanto activos como pasivos... y las utilizan.

Abdiel León dijo...

Okrim, es muy pertinente tu artículo. Gracias a Dios que existen canales como la Web que se pueden usar para difundir las verdades de Venezuela que se callan en el exterior.
Te felicito por tu blog!