lunes, mayo 21, 2007

Jornadas Telesur: el derecho a informar y estar informado

Este pasado fin de semana, en Caracas, la televisora multiestatal Telesur organizó unas interesantes jornadas tituladas "El derecho a informar y estar informado", jornadas que consistieron en la realización de cuatro mesas en las que los invitados expusieron sus puntos de vista sobre temas relativos al mundo de la información. Asistieron como panelistas personalidades como Ignacio Ramonet, Tariq Ali, Pascual Serrano, Blanca Eeckout, Jesse Chacón, Andrés Izarra y Danny Glover, entre otros muchos.

Tuve el gusto de asistir a tres de las cuatro mesas que se organizaron, y les voy a comentar algunas impresiones.

Yuri Pimentel, en su exposición del sábado a la mañana señaló un dato aterrador: el 98% (sí, noventa y ocho por ciento) de los estrenos cinematográficos que se producen en Latinoamérica son estadounidenses. ¡El 98%! Yuri no reveló la fuente de ese dato, pero un rápido vistazo a una cartelera en Caracas parece darle la razón. Otro día escribiré más sobre esto, pero creo que va siendo hora de introducir una ley de cuota de pantalla en cines también, como hacen en -entre otros lugares- la Unión Europea (destaco lo de la UE antes de que los liberales se lancen a despedazarme hablando de libertad de empresa contra castrocomunismo). Y por cierto, esos números no se explican con la amplia producción cinematográfica de USAmérica, si por producción fuera el país que más largometrajes produce al año en el mundo es la India. ¿Y qué porcentaje de películas habladas en hindi ocupan nuestras pantallas...? Sí, exacto, un porcentaje menor que el que tienen los programas culturales en RCTV.



Disfruté mucho la intervención de Tariq Ali, pakistaní afincado en el Reino Unido del que leí muchos artículos en Internet, pero que no tenía el gusto de haber escuchado en vivo. De los panelistas de su mesa, fue el único que no leyó papel alguno y, sin embargo, fue el más claro y ameno en sus exposiciones. Recordó cómo durante el gobierno Thatcher se cancelaron y dejaron de renovar varias licencias de transmisión y nadie protestó, hizo algunos buenos chistes sobre Paul Wolkowitz y recalcó la enorme popularidad que tiene Chávez en el mundo árabe, donde a su juicio es tan querido y admirado porque sus ciudadanos perciben que el mandatario lleva a cabo en Venezuela las reformas que sus propios líderes no se atreven a abordar. Comparó asimismo la unión política y económica que poco a poco se va fraguando en Latinoamérica, en contraposición a los países musulmanes, donde cada uno "barre para su casa".

Pascual Serrano, fundador y editor de Rebelión, y asesor de Telesur, contestando una pregunta del público, hizo una reflexión muy interesante. Preguntada la mesa sobre cómo y quién debe financiar los medios comunitarios y alternativos, contestó que deben ser tratados del mismo modo en que se tratan educación y salud en aquellos países que consideran que el Estado debe asegurar el derecho a salud y educación de sus ciudadanos: de manera gratuita y de calidad, el mismo Estado debe garantizar a sus ciudadanos el derecho (y los medios, porque el derecho sin los medios para ejercerlo queda en papel mojado) a expresarse. Del mismo modo que no nos preguntamos quién paga la ambulancia o al maestro de una escuela, y damos por sentando (y exigimos) que el Estado sea el responsable, lo mismo deberíamos aplicar a la financiación de radios y televisoras donde la comunidad pueda expresarse. Ése fue, con palabras similares, su razonamiento.

Mi intervención favorita fue la del peruano (cubano de nacimiento) Ignacio
López Vigil, locutor de radio que hizo gala de su habilidad en el medio: pedagógico, ameno, divertido e ingenioso, hizo una intervencióm muy interesante, haciendo énfasis en que el espacio radioeléctrico es de todos, como lo es el aire, o los arcoiris. Presentó, a requerimiento del público, una cuña radiofónica que hizo, con sus colaboradores, sobre RCTV, sencillita y divertida, no se la pierdan. Pueden conocer más sobre este comunicador y su obra en su proyecto de Internet, www.radialistas.net, donde uno puede descargarse estas cuñas de manera gratuita y utilizarlas en sus programas de radio.

Otras intervenciones muy ricas fueron las de Fernando Buen Abad, Abel Prieto (que sarcásticamente propuso a Posada Carriles como candidato al premio Nobel, porque si Kissinger lo es... ¿por qué Posada no?), Michel Collon, (aunque al final se puso algo intenso con los datos) y en general todos los panelistas aportaron interesantes análisis al tema central.

Como crítica, quizá faltó un poco de debate, puesto que los panelistas parecían estar demasiado de acuerdo, y no hubo opiniones encontradas, ni siquiera en pequeños detalles. Algo que quizá se pueda mejorar para la próxima edición, puesto que aunque la intención del encuentro era exponer y no debatir (los turnos de intervención eran en un orden determinado, y no se establecían diálogos entre los ponentes), quizá faltó un poco de polémica entre los participantes, lo que restó algo de interés en algunos momentos.

De todos modos, una jornada muy interesante y si se la perdieron en esta ocasión, les aconsejo que no la dejen pasar la próxima.

9 comentarios:

mundos dijo...

Tu eres periodista? porque de verdad tu narrativa es muy buena, es poco de los blogs, que logro leer con mas de dos parrafos...jeje...Por cierto donde te enteraste de este evento?? avisa por fa para la proxima. gracias

Gloria dijo...

Hola Okrim!!!

Te esperábamos ayer en la tertulia de RCTVas... no te conectastes :(

Muy buena tu nota!
Saludos
Gloria

Yosmary dijo...

Hola Okrim!

Verdaderamente sin desperdicio. Coloqué el audio en mi blog. Gracias por el dato!

Saludos!!!

Gloria dijo...

ajajajajja no te puedes quejar mira:
aqui estamos tus fans en fila comentandote el post jejejejej

crece la lista ;)

Besos
Gloria

Waipu Joan dijo...

ciertamente el debate es necesario para reforzar la base de los ideales de uno. Prefiero la gente que debate mis argumentos con una buena base, que mis colegas que repiten sin más. Saludos.

Waipu Carolina dijo...

Increible el dato sobre las películas que llenan las salas de cine venezolanas, eso sí que es alarmante, introducir ideales y realidades que nunca jamás son las nuestras.
Debatir, interesante, el por què de cada cosa...eso me gusta.
Aquí en Cataluña solo se habla de la decisión unilateral que tomó Chavez sin comentar las dos caras de la moneda.
me interesa recomendar tu página muy interesante a mis amigos.
un saludo desde Tarragona

Anónimo dijo...

Hola Amigo Okrim ! Te mando de nuevo un gran saludo.

En tu post reciente tu escribías sobre la estadística señalada por Yuri Pimentel sobre el alarmante posicionamiento del cine gringo en nuestra cartelera...y de más está decirte que eso no es sólo aquí, sino en el mundo entero. Es detestable. Quizás no lo sepas pero la industria cinematográfica es LA SEGUNDA industria americana más importante, de mayor producción y rentabilidad, sólo siendo superado por Aeroespacial/Militar (nada sorprendente). Por eso es que los gringos tienen esa política de exportaciòn cinematográfica tan leonina...su producto interno bruto depende de ello!...

Por otra parte estamos nosotros tratando de hacer industria cinematográfica, para hacer contrapeso a esa invasión audiovisual. Pero fíjate tú esta historia verídica:

El Presidente le ordena en diciembre al Ministro de Cultura hacer películas y hacerlas YA para tener cine nuestro en cartelera.

El Ministro ordena a sus entidades y departamentos hacer películas y hacerlas YA para tener cine.

El CNAC, ANAC, FONPROCINE y todas las instituciones se ponen las pilas y abren una convocatoria: son seleccionados 7 largometrajes a los cuales se les asigna un monto de 1.600.000.000 (mil seiscientos millones). Y la premisa es...hay que hacerlos YA y BIEN BUENOS.

Los guiones y cineastas seleccionados dicen: oh, mira, pero esos costos son irreales, una película cuesta 3.000.000.000 por lo bajito - que por cierto, fue lo que costó el Caracazo de Chalbaud, y no sólo puedes fijarte en lo mala que quedó sino en las carencias de producción que aún con un presupuesto así se tienen.... y Fonprocine tiene recaudado hasta 27 millardos...entonces - preguntábamos los cineastas - en qué se va el resto del dinero?

CNAC, ANAC, FONPROCINE y MINISTERIO respondieron: 1) la otra parte del dinero es para pagar los costos de "la plataforma de cine" (es decir, amigo Okrim, que hay 3 veces más presupuesto para la plataforma para comisionar a la gente que hace películas que para hacer las películas en sí!)... 2) ese dinero es el que hay, y es suficiente, y si ustedes no lo hacen, pues seleccionamos a otros 7 que sí lo hagan...- por supuesto que ante este argumento, los 7 dijeron no,no,no...nosotros lo intentamos. 3) Y además lo tienen que entregar listo dentro de 14 meses. - los cineastas dijeron: cónchale, pero si aún no nos han entregado dinero!?.... a lo cual respondieron : son órdenes del presidente. En 14 meses hay películas nuestras en el Cine.

Así lo cineastas están haciendo sus películas con la mitad del dinero (algunos ya recibieron el financiamiento, otros están filmando con dinero de sus bolsillos, no del financiamiento), en la mitad del tiempo y con los recursos mínimos. Lo cual, qué carajo, mejor así que nada, decimos: así se empieza a hacer industria.

Pero luego el presidente aprueba el apoyo económico para hacer una película de Danny Glover y le otorga 18 millones de dólares. Lo lees bien: 18 millones de dólares. No es justo. Es "lógico" desde el punto de vista ideológico (la película es sobre un Francois-Dominique Toussaint), es "lógico" desde el punto de vista del mercadeo de la revolución, considerando que Danny Glover tiene una proyección mundial y que la película por ese simple hecho se va a abrir más espacios internacionales. Pero honestamente, no es justo. Ni con los cineastas burgueses, ni con los cineastas comuntarios, ni con los espectadores nacionales que quiere ver buen cine nacional.

Nadie más que los cineastas venezolanos queremos, podemos y sabemos cómo hacer la diferencia en las carteleras venezolanas. Pero te juro que en este momento, por muy lógicos que sean los lineamientos que dieron pie a este apoyo a Glover, no hay nadie que quiera y sepa hacer cine en serio que esté brincando en una pata de la emoción. Incluyo en ese combo hasta los seguidores más fieles del proceso revolucionario, algunos muy amigos míos.

Así es imposible hacer industria cinematográfica nacional. Si teníamos dinero para invertir en cine, porqué no lo hicimos con los nuestros?....sabes cuàntas películas se quedaron fuera de la convocatoria del CNAC por falta de insumos? 60!

No hablo de enriquecer a las películas que ya fueron elegidas (que sí necesitan un poco más de presupuesto, pero llorando aquí y llorando allá se puede resolver y hacerle la vista gorda a las insuficiencias en pantalla). Hablo de darle una verdadera batalla al mal cine gringo en nuestra cartelera.

Para que leas la nota del Variety, que aún siendo gringa es bastante parca:
http://www.variety.com/article/VR1117965537.html?categoryid=13&cs=1&query=glover


Yo como siempre te mando un abrazo, te sigo leyendo, y te sigo contanto cosas de cine que es de lo que más sé.

Anónimo dijo...

Te anexo otras estadísticas que han ido saliendo en torno a este tema:

> 38 Millardos (la cifra en bolívares), ese es el presupuesto que ha tenido
> el Cine Venezolano en los últimos 10 años, sin incluir el año en curso
> y esa es la suma que fue repartida entre más de 150 Cineastas
> Venezolanos de cortometrajes, largometrajes y documentales.

> Una película es considerada venezolana, si el Director, los
> actores principales, 2 de los técnicos principales es (son)
> Venezolanos, el rodaje y el idioma de la película es español o
> portugués. Esto es de acuerdo a los convenios internacionales de coproducción
> suscritos por Venezuela. La película de Glover será rodada totalmente
> en inglés, los actores principales no serán venezolanos.

Otra cosa, sólo para ser vocero del sentimiento generalizado de mis amigos cineastas: no es que "Toussaint" no sea una película que no valga la pena, ni es que lo que se está haciendo sea ilegal (todo lo contrario: la habilitante y el reglamento de la Villa del Cine están dispuestos para que este tipo de asignación de partidas suceda en total legalidad), y no es que no estemos acorde con los lineamientos integracionistas, revolucionarios y socialistas...el punto es que es una putada que cineastas talentosos a nivel nacional tengan que vivir un infierno para mendigar dinero para hacer cine, que se le haya entregado a un extranjero ventajista una suma de dinero superior a lo invertido en realización cinematográfica en los últimos 10 años en el país, y que además por otra parte se argumente que una de las razones por las que la gente no va a ver cine venezolano es por sus "deficiencias" técnicas, lo que en cine - como cualquier oficio - está directamente relacionado con presupuesto para recurso técnico y no humano (cuando Kevin Costner utilizó equipo venezolano para Dragonfly alabó el nivel de los técnicos criollos!). Es una patada y una putada.

Lamento escribirte en este estado de rabia, amigo Okrim, pero es que los únicos que están felices con el aporte son los que NO hacen cine y lo ven como parte de una estrategia política.

Okrim Al Qasal dijo...

Mundos: No, no soy periodista, al menos no de título. Pero gracias por los halagos, supongo que en cierto modo ejerzo como tal... Me enteré viendo Telesur, la próxima trataré de decir "hay un evento" en lugar de "hubo un evento" :)

Gloria, querida: Me conecto hoy, espero. Estaba de viaje por Maracaibo... ayudando a VIVE con su labor castrocomunista, jijiji. Y sí, muchas fans pero tú sigues siendo la número uno :)

Yosmary: De nada, siempre a la orden, todo lo que sea adornar tu excelente blog es un gusto y un honor.

Joan: Sí, ciertamente debatir con quien está al 100% de acuerdo es tan aburrido como debatir con uno mismo (esquizofrénicos aparte, claro :)

Carolina: Exacto, después la gente se cree que viste de Nike y toma Coca-Cola porque "eligió", cuando lo cierto es que eligen qué estrecha gama de elección nos dan los medios, también contando el cine como medio de comunicación (¿qué es si no?)

Anónimo: Gracias por tu extensa intervención (que aunque me enviaste con tu nombre al mail, he preferido publicar aquí, para que todos puedan leerla). Ciertamente es injusto que se haya primado una película extranjera sobre las muchas venezolanas que pugnan por salir; supongo que se tuvo en cuenta que una película de Danny Glover tendrá mayor impacto (y recaudación) internacional. No lo digo esto a modo de excusa, si no de análisis. Pienso que hacer películas "a juro" es contraproducente: por querer hacer muchas con presupuestos irreales, el resultado es que el cine no acaba de despegar porque los resultados no son los esperados. Supongo que sería preferible aumentar el presupuesto, o reducir el número de proyectos. De todos modos me quedo muy lejos en conocimientos del tema, por lo que te agradezco que sigas "desahogándote" en este blog, a ser posible escribe tus denuncias y comentarios en el blog y no en mi mail, para que todos puedan conocerlas. ¡Un abrazo!

¡Saludos para todos!