lunes, febrero 05, 2007

La diferencia entre ser "menos malo" y ser mejor

Me interesan mucho las actitudes verbales. Pienso, como ya he comentado alguna vez, que lo que decimos dice a su vez mucho de nosotros. Muestra claramente nuestra postura y disposición. Llevo casi un mes pensando en esta entrada y por fin hoy me decido a enfrentarla. Vamos a ver si les resultan conocidos estos diálogos:

Opositor: ¡Hay mucha corrupción!
Chavista: ¡En la cuarta república había más!

Opositor: ¡La delincuencia es terrible!
Chavista: ¡Antes también había mucha!

Opositor: ¡Se ve mucha pobreza!
Chavista: ¡En los gobiernos puntofijistas la ocultaban!

Siendo todas las réplicas ciertas, creo que no son válidas. Por lo menos no son válidas como respuesta única: además de responder eso, hay que complementarlo con "se está trabajando en eso, pero es difícil", por ejemplo. Hace poco un opositor con el que me escribo a menudo, me decía que comparar los problemas actuales con los de antes para decir que estamos "menos mal" es una actitud mediocre. Y tiene razón. No dudo que en la gran mayoría de las cosas no somos "menos malos", si no mejores, pero nuestra (y me incluyo en esta crítica) postura muchas veces se queda ahí: ¡en la cuarta estábamos peor!

Ser menos malo no es lo mismo que ser mejor. ¡Ni de vaina! Esa manera de enfrentar las críticas revela una actitud conformista ante los problemas y los desafíos, una actitud muy preocupante. ¿Cuándo han visto ustedes a un medallista de oro olímpico decir "estoy feliz de haber sido el menos lento de la carrera", o "el menos débil en los lanzamientos"? ¿Ustedes estarían orgullosos de un deportista que hablara así de su victoria? ¡Yo tampoco! Por lo mismo, cuando escucho a algún defensor del proceso expresarse de esa manera, me siento desolado, porque si bien ese argumento de que "antes las cosas estaban peor" es cierto (como demuestran los resultados electorales), no puede ser excusa ni respuesta ante ninguna crítica. Hay que aprender a agachar la cabeza y decir "cónchale, sí, en eso todavía no hemos hallado la solución". Esa respuesta humilde y sincera hará que nos pongamos a buscar una salida al problema. La contestación altanera y arrogante de "¡en la cuarta era peor!" nos deja conformes y no despierta en nosotros un verdadero interés en encontrar una solución. ¡Para qué enfrentar ese problema, si el problema era mayor antes, o lo crearon otros! ¡Para qué ser mejores, si podemos ser menos malos!

Esa actitud me preocupa. Me preocupa mucho. Porque aunque considero que en la mayoría de cosas este proceso es mejor y no "menos malo", no podemos permitirnos una mentalidad tan conformista y cómoda en ningún caso. Siguiendo con el ejemplo anterior, el deportista que se conforma con ser "el menos lento" o "el menos débil" tarde o temprano se acabará enfrentando a un rival que sea "más rápido" o "más fuerte", y perderá. A la final es una cuestión de actitud. El que se conforma con el mediocre consuelo de ser menos malo siempre acaba siendo superado por alguien mejor.

8 comentarios:

miriño dijo...

Comparto por completo este post.

Yo añadiría que el gobernador que se dedique a gobernar y no a hacer oposición a la oposición.

Pd. Espero algún comentario o algún post o algún 'algo' sobre el decreto para gobernar con total impunidad... (o eso es lo que nos ha llegado aquí...). Dicho así, me trae ciertos recuerdos a la cabeza...

miriño dijo...

Uy... me ha quedado el anterior comentario un tanto brusco y 'exigente'... Nada más allá de mi intención... Sólo que me gustaría saber la opinión de los que por aquí pasan... Para tener yo más información, ni más ni menos...

Francys dijo...

Wow! un Camarada no tan ciego?, Felicidades, por fin vemos alguien que dice algo sensato. Es por esa aptitud que Venezuela seguira teniendo oposicion a este gobierno. Por que los oficialistas no tienen una respuesta clara a los problemas reales que ocurren en el pais. Gracias.

Anónimo dijo...

de acuerdo...en la medida en que podamos construir este país desde nuestras convicciones más profundas, una patria realmente nuestra, podremos dejar de mirar la estructura ajena, esa impuesta que anda muriendo, (esa en la que todavía cavalgamos y resistimos y que no podemos tumbar de golpe), y más bien construirle una paralela que la desplace y nos reconozca, que nos haga felices, únicos y no comparables sino con nuestros propios paradigmas

Carola dijo...

Okrim, la verdad nunca mejor dicha.
Ya soy tu fan incondicional.
Me haces reir, me haces reflexionar y me haces regresar por más.

Un beso!!!

Juanp dijo...

Hola Okrim

Ojalá el presidente y todos sus ministros tomen la misma posición que tu y siempre busquen el MEJOR resultado y no el MENOS MALO.

¿Que las cosas hoy se hacen mejor que en el pasado? Me quedan mis dudas. Yo sigo viendo gente durmiendo en la calle, comiendo de la basura, asesinatos, robos. Son cosas que veo con mis propios ojos. Nadie puede decir que estoy mintiendo. Como nadie puede que desde que llego Chavez hay menos miseria y hambre. Es lo que veo a mi alrededor, por mi casa, creo que tengo la propiedad y el derecho para hablar, no hablo sobre estadisticas, hablo sobre hechos visibles.

Y ya llevan ocho años. Donde quedó la frase del presidente cuando llego al poder. "Si en 6 meses no acabo con los niños de la calle, me voy del poder".

Ojalá que las cosas mejoren. Por el bien de todos. Todos somos venezolanos. Yo realmente no creo que los gobiernos actuen de mala fe. Yo realmente no creo que Chávez tenga un plan para hacer sufrir a los ricos. Tampoco creo que la oposición actue con malas intenciones para acabar con los "tierruos y marginales". Pero sí creo que tanto en los 40 años pasados como en los 8 que llevamos de revolución se ha obrado con poca responsabilidad y con falta de seriedad. Ojalá esto cambie. Por el bien de todos.

Un saludo
Juan

Okrim Al Qasal dijo...

Estoy muy orgulloso de que en los comentarios a esta entrada haya opiniones encontradas... ¡y ni un sólo insulto!

Miriño: gracias por compartir este post entero conmigo :) Bueno, ya sabes lo que pienso de los medios de comunicación, de aquí y de allá, y del mundo entero. Hazles el caso justo. El tema es algo complejo y da para una entrada en exclusiva, veré de encontrar un hueco para esa cuestión.

Francys: deseo y espero no sólo que siga habiendo oposición a este gobierno, si no que además esa oposición sepa deshacerse de Ravelles y Granieres para expresar opiniones adultas y responsables, que hacen mucha falta a Venezuela. No coincido con que este gobierno no tenga respuestas a los problemas del país: lo que opino es que no las tiene a todos esos problemas.

Anónimo: sin duda, para llegar a esa meta que la mayoría compartimos, es necesario hacer autocrítica. Más que necesario, imprescindible. Me alegra que estemos de acuerdo :)

Carola: muchas gracias, espero seguir consiguiendo que vuelvas por acá. Yo ya soy asiduo a tu blog, y como soy asiduo y tú eres prolífica, quedo satisfecho porque casi siempre que te visito tienes algo nuevo (y muy bueno) para leer :) ¡Beso!

Juan: Supongo que habrás notado que "el opositor con el que me escribo a menudo" que nombro en esta entrada eres tú :) El peligro de evaluar individualmente un país es que no sepamos ver que hay más ojos que los nuestros. Sin duda el país tiene muchos problemas, ni Chávez ni nadie los oculta, pero mi argumento para decir que las cosas son mejores se basa en los resultados del 3D: récord absoluto y relativo de la historia de Venezuela a favor de este gobierno. Si todo fuera peor, como tú -en todo tu derecho- percibes... ¿cómo se explica eso? Hay opiniones para todos los gustos, la tuya, la mía y la de los demás, pero la mayoría expresó claramente una tendencia hace poco más de dos meses. ¡Saludos!

León dijo...

Siempre hay gente que critica por criticar. Muchos se hacen llamar expertos, pero no saben nada o se hacen los imbeciles.
El Presidente hace un buen trabajo y cuenta con el apoyo de la mayoria. Esta revolución no la detiene nadie. Venezuela ahora es otra y seguiremos evoluciónando... Hacia una Venezuela Socialista y revolucionaria. Exitos.
http://aloleon.blogspot.com