miércoles, febrero 21, 2007

¿Será envidia...?

Aunque sea un poco redundar sobre lo obvio, uno lee prensa nacional y extranjera, tanto impresa como en Internet, y es lamentable pero cierto: no está de más. No está de más recordar la aplastante victoria de Hugo Chávez el pasado 3 de Diciembre. Como a muchos les cuesta digerirla, he decidido compararla con otras victorias significativas a nivel mundial, ya sea por su carácter aplastante, su importancia estratégica, o su legalidad reconocida. Elegí resultados de países democráticos cuyos procesos electorales fueron y son reconocidos internacionalmente, al igual que los de Venezuela. De cada uno de ellos, me fijé en el porcentaje que obtuvo el ganador respecto al número de votos emitidos (sin contabilizar la abstención) y en el porcentaje que obtuvo el ganador respecto al total de personas habilitadas para votar. Además de los resultados venezolanos del pasado diciembre, he resaltado los siguientes:

AZNAR 2000 (ESPAÑA). Año en que el líder conservador español obtuvo su victoria más amplia. Mayoría absoluta en el parlamento y repetición hasta el paroxismo de los "más de diez millones de españoles" que votaron por ellos. Una victoria incontestable que dejó al principal rival político, el PSOE, sumido en una profunda crisis.

BLAIR 1997 (GRAN BRETAÑA). Como la calificó la prensa británica, una victoria landslide (avasallante, aplastante). Similar al mejor resultado obtenido por la Dama de Hierro: Margaret Thatcher. Desde entonces Blair y los laboristas conservan el poder pero la diferencia con conservadores se ha ido estrechando más y más.

BUSH 2004 (USAMÉRICA). La victoria 'menos dudosa' del texano. Ajustadita, pero nadie a nivel oficial en el 'primer mundo' dudó de su legitimidad, al menos comparándola con la más que 'sospechosa' del 2000.

REAGAN 1984 (USAMÉRICA). Un hito de los conservadores (republicanos) en USAmérica. Ronald Reagan ganó en todos los estados del país menos uno (en el que perdió por unos ridículos 3.700 votos). Si usted ve por el norte a una persona con una franela que diga en la espalda "Reagan" con el número 84, a modo de vestimenta de fútbol americano, hace referencia al arrollador éxito que el ex-actor, junto a su fiel escudero George Bush Sr., tuvieron ese año.

URIBE 2006 (COLOMBIA). El paisa mimado por Europa y USAmérica. Ni modo que va a ocupar un titular internacional aunque su gobierno esté inmerso en un escándalo parapolítico que habría sido motivo de mil editoriales de producirse en Venezuela. Su victoria en mayo del 2006 fue señalada como ejemplar y aplastante (62,3% de los votos) a pesar de la abstención (55%, ni más ni menos).

ZAPATERO 2004 (ESPAÑA). Aunque fuera espoleada por una reacción social (la que produjeron los atentados en los trenes de Madrid unos días antes de la elección) que más que apoyo a su candidatura reflejaba rechazo a la del protegido de Aznar, Mariano Rajoy, y al partido de ambos, se trata de una victoria amplia e incontestable, respetada a nivel internacional.

Ahora comparémoslas todas, junto con la de la última -por ahora- victoria bolivariana en Venezuela, en forma de cuadro y gráficas:



ELECCIONES% SOBRE VOTOS EMITIDOS% SOBRE EL ELECTORADO
AZNAR 200044,531,3
BLAIR 199743,230,1
BUSH 200450,737,0
CHÁVEZ 200662,946,3
REAGAN 198458,843,9
URIBE 200662,227,5
ZAPATERO 200442,633,5


Datos calculados sobre resultados tomados de wikipedia.org y uselectionatlas.org.






Chávez obtiene los mejores resultados en términos absolutos y relativos: tanto teniendo en cuenta abstención, como no teniéndola. Las victorias "aplastantes", "indudables", "incontestables" que presento, en su mayoría quedan en tímidas y ajustadas cuando se comparan a los resultados del 3 de Diciembre. No he encontrado entre las aceptadas internacionalmente (dejo de lado votaciones manipuladas e insultantes tipo Corea del Norte, el Irak de Saddam... y el de ahora también, etc.) ninguna que lo supere; aunque puedo dejar alguna olvidada, será por descuido y no por omisión intencionada.

Siendo reconocida internacionalmente por observadores de intachable trayectoria, siendo respetada en apariencia, ¿por qué a algunos políticos y medios nacionales y del mundo les cuesta tanto procesar y digerir la decisión soberana del pueblo de Venezuela? ¿Por qué tanto editorial dudando de la legitimidad del gobierno bolivariano? ¿Por qué tanta reserva, por qué tanta atención malintencionada centrada en este país? ¿Por qué tanto recelo cuando el resultado es mucho más amplio, e igualmente reconocido, que otros de los que no dudan ni temen? ¿Será por los diferentes puntos de vista, normales en democracia? ¿Será por los desencuentros en materia económica y política? ¿Será por los intereses y privilegios que temen perder?

¿O será simplemente envidia...?

8 comentarios:

Bruno dijo...

_ Será por los intereses y privilegios que temen perder?



Yo, mi estimado compatriota, me decanto por esta opcion. A estas altura de la vida, dudo que alguien no haya sabido darle esa lectura a la oposicion por oposicion - no por exposicion de motivos o por argumentacion razonable - que siempre ha enfrentado contra Chavez la mas rancia oligarquia venezolana, y los grandes grupos economicos... que han perdido en la revolucion bolivariana los groseros privilegios y los intereses que disfrutaban en el pasado.

Best regards,

Bruno

LuisCarlos dijo...

De parte de los políticos opositores, es incomprensión o incapacidad de generar argumentos más sólidos.
Desde el 4D estoy escuchando aquello de que "si solo el 46% de los inscritos en el REP votaron por Chávez, entonces no tiene la mayoría"... y con ese vacío no se puede discutir, porque no significa que del otro lado haya una mayoría opositora con 54%. No, lo que hay es desorganización, dispersión, apatía, anomia, paralización, y abandono de espacios de participación.
Lo que tienes es un discurso político simplista que no profundiza en la complejidad de una situación social.

Aunque no se puede olvidar: las democracias tampoco pueden ser la tiranía de las mayorías.

Joan dijo...

probablemente envidia

Okrim Al Qasal dijo...

Bruno: Sí, coincido; creo que algunos en Venezuela tienen MUCHOS motivos por oponerse irracionalmente a este gobierno soberano y legítimo. Pero muchos más son los que encuentran motivos racionales para apoyarlo. ¡Saludos!

LuisCarlos: Sí, yo también sufro esas matemáticas surrealistas que hacen en la oposición. Si dispones de tiempo, escribí este artículo al respecto:"Jugando a las matemáticas con la oposición", que puedes leer aquí . ¡Saludos!

Gracias Joan por tus comentarios, eres el lector catalánparlante número uno de este blog :) A ver si te enlazo en los links pronto. ¡Saludos!

Okrim Al Qasal dijo...

No sé por qué no funcionó el enlace, aquí va otra vez Luis Carlos:

http://okrimopina.blogspot.com/2006/12/jugando-las-matemticas-con-la-oposicin.html

[ Erich M.] dijo...

Hola, también seria interesante mencionar que Felipe Calderón, quien se robó la presidencia mediante un fraude electoral el año pasado, usurpó el poder con sólo el 35% de los sufragios, con una ventaja de 0.54% sobre su principal adversario, el presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador.

Un abrazo...

Okrim Al Qasal dijo...

Gracias por el comentario Erich, en este artículo quería comparar sólo con victorias amplias y de las que nadie duda en los 'mass media'. Pero tienes razón, es una buena idea compararla con victorias sospechosamente -por ser suaves- estrechas, como la del cachorrito del Imperio Calderón.

Por cierto, paciencia que todo llega, y FeCal no va a terminar su mandato ni que todos sus opositores abandonen México. ¡Suerte!

fernando dijo...

Lo que si es seguro es que en ninguno de esos países el poder electoral esta arrodillado ante un lider, en Venezuela las instituciones no controlan, las controlan.